Cuando hablamos de marketing digital hemos de hacer referencia a dos conceptos fundamentales: SEO y SEM. Estos dos términos, relacionados con el posicionamiento web, en ocasiones llevan a confusión. Con el fin de aclarar todas las dudas, te explicamos qué es cada uno, en qué se diferencian y cómo aplicarlos en tu estrategia digital.

¿Qué es el SEO?

SEO son las siglas de Search Engine Optimization, es decir, optimización en motores de búsqueda. El SEO engloba todas aquellas acciones que se realizan en un sitio web para que aparezca en los primeros resultados de los buscadores. De esta manera, con la optimización SEO conseguimos que Google reconozca nuestro contenido como relevante y lo posicione mejor.

Algunas de las acciones de optimización SEO que se deben trabajar en el proceso de diseño web son: estudio y elección de palabras clave, optimización de la velocidad de carga, imágenes, enlazado o la estructura del contenido (h1, h2, títulos, metadescription,…). Estas acciones de mejora se complementan con el SEO off page, que son aquellas que se realizan fuera de la web. En conjunto, el objetivo es dar mayor visibilidad al sitio web.

que es el seo

¿Qué es el SEM?

SEM son las siglas de Search Engine Marketing, es decir, marketing en motores de búsqueda. El SEM hace referencia al conjunto de técnicas para mejorar el posicionamiento web, a través de publicidad online. Normalmente cuando hablamos de SEM nos referimos a aparecer en los primeros resultados de búsqueda mediante anuncios en Google. 

La herramienta Google Ads y, a través de un sistema de pujas, hace posible que nuestro anuncio se muestre entre los primeros. De esta forma, cuando un usuario hace una búsqueda relacionada con nuestras palabras clave, le aparecerá nuestra página web. Pero ojo, no es solo cuestión de invertir dinero, sino que las campañas deben estar continuamente optimizadas para que funcionen.

Diferencias entre SEO y SEM

Aunque tanto el SEO como el SEM buscan mejorar la visibilidad de un sitio web en buscadores como Google, son conceptos diferentes. La principal diferencia entre ambas técnicas es que el posicionamiento SEO se enfoca en aparecer entre los primeros resultados, de forma orgánica. Es decir, que nuestro sitio web se muestre de manera natural sin haber pagado publicidad. Por el contrario, con el SEM para que Google te destaque sí se invierte dinero en anuncios.

Además, los resultados de la publicidad en Google Ads son inmediatos; una vez creada la campaña con sus respectivos anuncios y palabras clave, tu marca ya puede aparecer en los resultados. Por su parte, los resultados de la optimización SEO son a medio/largo plazo, ya que requiere tiempo que Google considere relevante nuestra web y la muestre.

Es importante destacar que, aunque el SEO no requiera invertir dinero no significa que sea gratis. Requiere conocimientos, experiencia y dedicación constante, por lo que debería realizarlo un especialista en SEO.

SEO y SEM diferencias

¿Qué estrategia es mejor para mi negocio?

Llegados a este punto es fácil que te estés preguntando qué estrategia te conviene más. La respuesta es: depende. Por nuestra experiencia, ambas técnicas se complementan muy bien y se puede aprovechar su potencial si las combinas. De hecho, van relacionadas, ya que para que las campañas funcionen es importante que nuestro sitio web esté optimizado. Pongamos un ejemplo.

En nuestra estrategia SEO hemos hecho un buen estudio de palabras clave y están correctamente integradas en el contenido de nuestra web. Esto también beneficiará al SEM, porque ya tendremos nuestras keywords para los anuncios. Además, Google quiere dar al usuario la mejor respuesta, de forma que “premiará” aquellos anuncios en los que haya mayor concordancia entre keywords y copys del sitio web. Si en tu anuncio pones venta de bufandas verdes y en tu web no aparecen términos similares a bufandas verdes, Google considerará que tu anuncio no es relevante.

Por todo esto, nuestra recomendación es empezar a trabajar en una página web SEO, que incluya todos los aspectos básicos para lograr un buen posicionamiento orgánico. Una vez diseñada y optimizada, se puede complementar con una inversión en Google Ads, para lograr resultados inmediatos. Todo esto sin olvidar la otra parte fundamental del SEO que es el trabajo off page, que se basa en estrategias de linkbuilding para conseguir enlaces.

estrategias SEO y SEM

Conclusión

Aunque el objetivo del SEO y SEM es el mismo, son estrategias de marketing digital distintas. Ambas son fundamentales si queremos participar y ganar la competición por las primeras posiciones. ¿Pero por qué es tan importante? Porque contra más arriba aparezcas, más impresiones y posibilidades de recibir más tráfico y, por tanto, más posibles ventas.

No hay una técnica mejor que otra, pero sea cual sea la estrategia de posicionamiento web que escojas, debes recordar que tu prioridad siempre debe ser la experiencia de los usuarios. Está bien intentar contentar a Google para que te posicione mejor pero si no te focalizas en darle a tu público objetivo lo que realmente necesita, de poco servirá.

Tanto el SEO como el SEM requieren conocimientos y dedicación, por lo que nuestra recomendación es que te pongas en manos de expertos en marketing digital. Nosotros podemos llevar a cabo tu estrategia de posicionamiento. Contacta con nosotros y explícanos tu proyecto, te asesoraremos sobre cómo puedes ganar visibilidad.