¿Quieres atraer a más clientes y aumentar las ventas de tu negocio? ¿Qué los usuarios identifiquen rápida y positivamente tu marca? Entonces necesitas trabajar tu imagen de marca y así lograr más visibilidad y destacar frente a la competencia. Si no sabes por dónde empezar, no te preocupes, te explicamos cómo puedes empezar a crear esa imagen y aumentar el valor de tu empresa.

¿Qué es la imagen de marca?

Lo primero de todo es entender que la marca de una empresa es su ADN. Tu marca es lo que permite diferenciar tus productos o servicios de la competencia. Y más que eso. Si ya tienes un nombre, un diseño o un logotipo, entonces tienes una marca en la cual trabajar.

La práctica va desde el logotipo a las palabras, pasando por todas las áreas de diseño gráfico relacionadas con la comunicación, con el objetivo de transformar símbolos en emociones y sensaciones positivas que luego traerá recuerdos al consumidor. Así, con el tiempo, se crea una conexión entre él y la marca.

Cuando hablamos de imagen de marca, Wikipedia la define como la percepción de la identidad de la marca en la mente de los consumidores. También la define como “El conjunto de representaciones mentales, tanto cognitivas como afectivas, que una persona o un grupo de personas tiene frente a una marca o una empresa”.

marca

¿Por qué es importante trabajar nuestra imagen de marca?

Tener una mala imagen de marca puede suponer un auténtico desastre para tu negocio.

Por el contrario, una marca fuerte y consolidada tiene más camino hecho a la hora de vender, ya que se ha ganado la valiosa confianza de los clientes. Si la marca es conocida y tiene una buena percepción por parte de los consumidores, tendrá muchas posibilidades de que vuelvan a ella. Por ejemplo, muchos consumidores no le dan el mismo valor a unas bambas Nike que a otras menos conocidas o que carecen de marca.

Pero, ¿cómo se llega a ser una marca conocida? Trabajando la imagen de marca formada por aquellos elementos que representan los valores de los productos y servicios que la caracterizan. Estos valores y emociones que se transmiten a través de la imagen de marca y de la estrategia de branding, son los que te diferenciará de la competencia y te hará crecer.

Trabajar en ella es clave para consolidar la marca, conseguir prestigio y reconocimiento. Nos generará visibilidad y nos ofrecerá una ventaja competitiva en un entorno que es cada vez más feroz.

imagen de marca

Ventajas de tener una buena imagen de marca

Destacar frente a la competencia

Tener una marca fuerte y acorde a los valores de tu empresa te hará único. Además hará que la empresa sea reconocible, te permitirá diferenciarte y destacar frente a las demás marcas de la competencia. Algo súper importante en muchos sectores tan competitivos.

Valor añadido

Seguro que más de una vez has comprado productos por lo que la marca que hay detrás te ha transmitido, ¿verdad? Eso se debe a que una buena imagen de marca le da un valor añadido a tu producto o servicio.

Aumenta el valor de tu negocio

Una marca fuerte y sólida va asociada con la reputación. Ésta aumenta el valor de tu empresa, te hace ser más competitivo y te permite un margen mayor a la hora de fijar precios más altos. Como los clientes confían en tu marca estarán dispuestos a pagar más por ella.

Fidelización y nuevos clientes

Una vez que una marca se establece, el boca a boca resulta ser la mejor estrategia de publicidad de la empresa. Los clientes confían en una marca consolidada, ya que trasmite credibilidad, confianza, experiencia y lo más probable es que la recomienden.

Así pues, una marca fuerte genera referencias, las personas siempre comparten sus marcas favoritas con los demás y, por tanto, ayuda también a atraer nuevos clientes. Puedes hacer que tus clientes sean los mejores promotores de tu marca.

branding

¿Qué es el Branding?

El branding es el encargado de construir y fortalecer la imagen de la marca. Dicho de otra manera, es el trabajo de gestión de marca, que tiene como objetivo hacerla conocida y recordada positivamente por los consumidores.

El branding va mucho más allá del diseño de un logo o un nombre, sino que trabaja en crear un conjunto de sentimientos y emociones. Busca crear una conexión con el público para influir así en sus decisiones de compra.

La estrategia de branding se compone principalmente de 5 elementos: el naming (o creación de nombre), la identidad corporativa, el proceso de posicionamiento en la mente de los consumidores, la lealtad y la arquitectura de marca.

Puntos clave para crear la imagen de marca

Estos son algunos de los principales aspectos que deberías tener en cuenta al crear tu imagen de marca:

Nombre

Debe ser original, que llame la atención y fácil de recordar. Es recomendable que sea breve, fácil de escribir y pronunciar. Si quieres diferenciarte evita nombres similares a los de la competencia. Esta tarea no es nada fácil, por lo que tienes la opción de pedir asesoramiento a una agencia de diseño gráfico como El estudio de Coco.

Enfoque

Debemos planificar y estudiar dónde, cómo y cuándo se divulgará la marca. Qué caracteriza nuestra marca y a qué público nos dirigimos. Así sabremos la mejor manera de conectar con él y adaptar la identidad de marca.

Identidad visual

Un manual de identidad corporativa te ayudará a la hora de crear tu marca, ya que en él recopilarás toda la información visual sobre tu imagen. Colores, tipografías, tamaños, logotipo, etc. Recuerda que es imprescindible que haya siempre una coherencia en tu imagen de marca con los valores que quieres transmitir.

Sitio web

Tu sitio web será el principal canal para dar visibilidad online a tu marca, por lo que su diseño deberá ir acorde a la imagen y valores que queremos transmitir. Además deberá tener un diseño profesional, de calidad y funcional, de manera que sea fácil acceder a la información. Si necesitas ayuda con el diseño de tu página web, no dudes en contactarnos.

Estrategia de posicionamiento

Es importante que la empresa cuente con una estrategia de posicionamiento para aumentar la relevancia de la marca. Como empresario se debe tener claro lo que es el negocio hoy y lo que pretende ser mañana, considerando las actividades y el público objetivo, teniendo en cuenta aspectos como ética, confiabilidad y los puntos fuertes de la empresa.

trabajar imagen de marca

Conclusión

Como vemos, construir y mantener una buena imagen de marca con una identidad fuerte es clave para el éxito de un negocio y, por esa razón, hay que dedicarle el tiempo necesario. Mantener una estrategia de marca no es una tarea fácil, por lo que nuestra recomendación es que te pongas en manos de profesionales.

La marca y la imagen son vitales para el éxito o fracaso de un negocio. Las marcas fuertes generan confianza y credibilidad, teniendo un retorno alto en su facturación. Por esta razón, invertir en imagen de marca significa invertir en el futuro de cualquier tipo de negocio.

¿Quieres que trabajemos en tu imagen de marca? Contacta con nosotros y te ayudaremos a crear la mejor imagen para ti.